¿Qué puedes seguir haciendo con tu viejo móvil?

La obsolescencia de los aparatos electrónicos y tecnológicos es una realidad con la cual hay que convivir.

Día a día los “laboratorios” tecnológicos trabajan incesantemente para conseguir avances o mejoras en la industria y en sus productos. Motivados, quizás, por el gran “apetito” de consumo que existe en la sociedad actual, las mejoras en productos tecnológicos son una constante en nuestro tiempo.

Desde Apple, presentando nuevos productos o nuevas actualizaciones en los mismos, hasta la marca de cafeteras menos conocida, buscan siempre la creación de algún vínculo con el consumidor para que éste compre su producto.

Los Smartphones son uno de los últimos inventos que han cambiado el mundo tal y como lo conocíamos. Ahora todo el mundo lleva “su vida” en el teléfono móvil. La mayoría de las personas, ya sean ancianos o niños, cuentan con un teléfono inteligente. En él, muchos usuarios consumen apps de redes sociales, donde pueden contar sus acciones y comportamientos, apps de banca, donde los usuarios manejan sus cuentas bancarias desde el teléfono, y otra infinidad de aplicaciones que hacen que el Smartphone sea un objeto imprescindible hoy día para la mayoría de la población.

El teléfono móvil, como todo aparato tecnológico, queda obsoleto. Esto no quiere decir que el móvil ya no sirva para nada y haya que deshacerse de él. Algunos usos de los que se le pueden dar son:

  • Cámara de vigilancia

A través de una serie de aplicaciones, podrás controlar la señal de vídeo de tu antiguo móvil desde un PC o desde otro terminal móvil. Un buen uso del Smartphone obsoleto.

  • Disco duro externo

Si el móvil tenía una buena capacidad de almacenamiento, es recomendable usar la misma como si fuese un pendrive. Guardar documentos y material multimedia puede ser una buena opción si no se desea desechar el móvil.

  • Llamar a emergencias

El teléfono obsoleto sin tarjeta SIM puede utilizarse para contactar con los servicios de emergencias en caso de una necesidad de este tipo

  • E-book

El móvil puede utilizarse para almacenar y leer libros o artículos web.

  • Mando a distancia

Mediante algunas aplicaciones, y solo en determinados tipos de terminales, el móvil se puede utilizar para cambiar de canal en la televisión cómodamente. Puede ser necesario un conversor que sería enchufado en el orificio de los auriculares.

Puede utilizarse como reloj-despertador para los usuarios que así lo deseen.

Con todos estos usos puede parecer mala idea desechar un móvil que, al menos, pueda cumplir alguna de estas funciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *