Estos son los productos tecnológicos que fracasaron

Es cierto que la ciencia y la tecnología avanzan a la par y a pasos agigantados, pero no todos sus avances son exitosos. A pesar de que a todos los inventos tecnológicos de los últimos años se les debe reconocer su importancia y la dificultad que ha supuesto crearlos, no todos resultan útiles o prácticos. Por ello, hoy vamos a hablar de avances tecnológicos que fracasaron:

  • Sinclair C5

Un vehículo eléctrico con tres ruedas, capacidad para un solo ocupante y el motor parecido al de una lavadora, esto era Sinclair C5. Este vehículo, se lanzó a la venta en 1985 y  resultó ser un fracaso absoluto, parece ser que los usuarios no se veían conduciendo este coche por su ciudad.

  • Squircle

Estás acostumbrado a que tu reproductor de música, sea de gran capacidad, incluso tu smartphone, además de funcionar como teléfono móvil, puede almacenar tu música preferida. Pues bien, Squircle era un reproductor MP3 con un diseño poco práctico y que, además, no contaba con almacenamiento interno sino que debías comprar una tarjeta SD aparte.

  • Microsoft Bob

El campo de los sistemas operativos también ha tenido sus sombras. Es el caso de Microsoft Bob, un sistema operativo que Microsoft lanzó en 1995. En él, cada aplicación tomada la forma de mueble, creando así una habitación.

  • Windows Vista

Un avance tecnológico bastante reciente, también del ámbito de los sistemas operativos es Windows Vista. Probablemente lo hayas utilizado, pero lo cierto es que Windows Vista no cumplió con las expectativas de Microsoft y no consiguió desbancar al sencillo Windows XP.

  • Ratón redondo de Apple

Y si ya hemos hablado de dos lanzamientos fallidos de Microsoft, es justo decir que Apple también ha tenido sus fracasos. Como por ejemplo, este mouse redondo que fue lanzado al mercado en 1998, a la vez que el iMac, y que fue un fracaso estrepitoso debido a que no resultaba cómodo para los usuarios que lo utilizaban.

  • Gafas Oakley Thump

Estas gafas de sol, además de tener diseño poco estético también era poco práctico. La lentes Oakley Thump llevaban integrados un reproductor de audio y sus auriculares. Demasiado aparatoso, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *