¿Cómo eran los primeros ordenadores personales?

Actualmente te parecerá normal tener un ordenador, incluso varios en casa. Pero lo cierto es que, no hace tanto tiempo, unos treinta años, la idea de contar con un ordenador personal era casi una locura y ser el primero en conseguir fabricar y comercializar uno se convirtió en una verdadera batalla que tuvo lugar en Silicon Valley. Hoy vamos a hablarte de algunas características de los primeros ordenadores personales y, sin duda, si tuviste alguno de ellos al recordarlas no podrás evitar sonreír.

  • Pantalla

¿Pantalla plana, eso qué es? Si retrocedemos algunos años, lo de las pantallas planas en los ordenadores era prácticamente impensable y si eras uno de los afortunados en tener un PC en casa debías colocarlo en un lugar con suficiente espacio y aun así, ocuparía más de la mitad de la mesa.

  • Colores

Aunque pueda parecerte mentira, los gráficos de los primeros ordenadores no eran en color, esto ahora mismo te parece un punto bastante negativo, pero piensa que para las personas que comenzaban a manejar ordenadores personales, tener uno ya era toda una revolución aunque la interfaz del sistema operativo no fuera todo lo llamativa, intuitiva y cuidada como ahora.

  • Hadware inalámbrico

¡Ni hablar! En los primeros ordenadores personales ni el teclado, ni el mouse eran inalámbricos, y es que conforme se ha ido avanzando en el campo de los ordenadores personales los cables han ido quedando totalmente en un segundo plano.

Y por supuesto, si tenías que grabar algún archivo o instalar un programa, no podías utilizar un USB, pero es que tampoco tenías posibilidad de usar un CD- Rom ¡Tenías que hacerlo en un disquete!

  • Ordenadores portátiles

Si los ordenadores de mesa tardaron tiempo en llegar y en evolucionar hasta ser como los conocemos hoy en día, ni qué decir tiene que los primeros portátiles llegaron a los hogares mucho más tarde, y a decir verdad y por sus dimensiones, de ordenadores portátiles tenían muy poco si los comparamos con los actuales y, por ejemplo, con los netbook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *