Pero… ¿este año será esto?

Seamos claros… ya llevamos unas  semanas de 2013 y solo podemos asombrarnos. ¿Dónde están los coches voladores? ¿Y los rayos láser? ¿No han venido los extraterrestres a visitarnos? Asumámoslo, muchas de las cosas que nos habían vendido sobre el futuro, tampoco se cumplirán a lo largo de los próximos meses.

La culpa que de todo esto tiene el cine, podría repartirse muy bien entre El cartero y por supuesto, 2013, Rescate en Los Ángeles. Es verdad que veníamos avisados del año pasado, fecha en la que no ocurrió la hecatombe vírica de Soy Leyenda (o a lo mejor es que la consiguieron detener a tiempo, ¿no?), pero ¿dónde queda aquel Los Ángeles tan divertido en el que se movía ‘Serpiente’ Plissken con el proyector de hologramas? ¡Y nosotros tan felices como para esperar a comprar uno! ¿Y aquellos sistemas de realidad virtual en el que el protagonista se metía dentro del vídeo? Desde luego, otra vez han conseguido engañarnos.

Pero alegrémonos, porque la mayoría de esas predicciones encerraban apocalipsis nucleares sin los que, la verdad, vivimos más cómodos. De la Norteamérica de El cartero al videojuego Shattered Union, en el que el Distrito de Columbia era arrasado por una bomba atómica y los diferentes bandos se declaraban la guerra con todo tipo de tecnología con la que hoy ni soñamos. Pero, ¿por qué las desgracias siempre tienen que pasar en Estados Unidos?, pues para esa predicción también contamos con una alternativa: En la novela Metro 2033, el autor Dimitry Glukhovsky hablaba de un apocalípsis nuclear en este año que acabamos de empezar (qué manía), pero en lugar de trasladar la acción a la capital de la potencia americana, se llevaba la hecatombe nuclear a Moscú.

Como puedes ver, somos bastante reacios a creernos cualquier tipo de guerra en este año porque éste sin duda será el año del desarme nuclear… ¿cómo no va a serlo si es el año en que Lisa Simpson llegará a la Universidad, dispuesta a cambiar y mejorar el mundo? Esperad… ¿tampoco? ¿Lisa sigue en la Escuela Primaria de Springfield? Pero… ¿cuánto tiempo lleva allí? En fin, no vamos a seguir quejándonos porque aquel capítulo de Los Simpsons tampoco se haya cumplido… (una pena, porque Homer se compraba una casa debajo del agua que no nos importaría probar). Nos vamos acostumbrando a la decepción.

Solo nos queda sentarnos a esperar a que pase el 2013 y también el 2014, porque para 2015 ya se habrá inventado el monopatín volador de Regreso al futuro. Eso sí que no lo perdonaríamos, porque de hecho, ¡Ya se lo pedimos a los Reyes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *