Las impresionantes cifras de los videojuegos competitivos

Ya os contamos que ver streaming se está volviendo una afición que en muchas ocasiones acaba siendo todo un espectáculo que rivaliza en muchos casos con las grandes producciones de series. Pero, ¿realmente sigue mucha gente el streaming de videojuegos? Sí, y es mucho más de lo que muchos podemos imaginar, tanto que en muchas ocasiones llegan a superar con creces a muchos eventos deportivos, siempre salvando los grandes eventos como son los mundiales de baloncesto y fútbol y los multitudinarios juegos olímpicos, que siempre cosechan unas audiencias de récord.

Volviendo al tema de los videojuegos competitivos, tomemos en cuenta la Super Bowl, el mayor evento de fútbol americano y el evento deportivo más seguido en Estados Unidos. Esta competición consiguió ni más ni menos que 114 millones y medio de telespectadores, siempre teniendo en cuenta que usan los audímetros y no es una cantidad demasiado certera y puede variar. Si hablamos de League of Legends, el juego que más repercusión produce, no anda demasiado lejos, pues a lo largo de la competición ha llegado a un pico de 14 millones de personas viendo a la vez una partida, algo que no está nada mal y que supera a otros deportes. Eso al menos desde el canal oficial, pues muy muchas empresas que hacen sus propias retransmisiones y la cantidad puede llegar a variar mucho.

Debido a que la competición de League of Legends es muy larga, pues se produce durante varios días, se calculan que han llegado a un total de 334 millones de espectadores en la temporada de 2015, una cantidad de espectadores que hace cinco años nos parecería imposibles incluso entre los seguidores de los deportes electrónicos. Se calcula que se han visto unas 360 millones de horas de League of Legends, con una media general de 4 millones de espectadores.

Son números que desde fuera parecen imposibles, pero hay que tener en cuenta que se llenan estadios para las competiciones, algunos en Madrid, y en la final de 2015 en Berlín se llenó el Berlin’s Mercedes-Benz Arena con una capacidad de 17,000 personas, y en el primer día de clasificatorias de primavera se alquiló una sala de cine en Madrid para que los aficionados se pudiesen reunir y compartir con otras personas su afición por los deportes electrónicos. Está claro que los deportes electrónicos están consiguiendo audiencias increíbles a pesar de que todavía no se les ve con demasiada aceptación en las empresas fuera del mundo de los videojuegos, el día que los acepten como otro deporte más no sería raro que las audiencias llegasen a hacer sombra a los deportes tradicionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *