El mundo de los drones

Muy seguramente hayáis encontrado alguna que otra noticia sobre los drones, que están a las puertas de revolucionar el sistema de reparto de las empresas de mensajería de medio mundo. ¿Qué es lo que tienen estos pequeños helicópteros para que despierten tanto interés de tantas empresas de todo tipo?

Hay varias empresas de todo el mundo que quieren utilizar drones, y todo explotó cuando Amazon publicó un vídeo donde se veía entregando un paquete en cuestión de minutos.  Su mayor ventaja, y el motivo principal por el que se invierte en esta tecnología, es que quieren que manejen completamente solos, sin necesidad que haya un piloto constantemente al tanto del dron. Así solamente habría que cargar el dron con lo que se quiera enviar y él solo, usando un sistema de GPS, irá a la localización para poder dejar el envío. Parece sencillo, pero tiene mucho truco.

En primer lugar hay que solucionar varios problemas técnicos. La capacidad de peso y distancia es muy estricta, como por ejemplo que solamente pueden llevar un máximo de kilo y medio, algo que puede ser poco, aunque Amazon asegura que una gran mayoría de los envíos pesan menos que eso no es problema.

El segundo problema técnico es la distancia, también limitada, que debe dar para que el dron haga el envío cómodamente y pueda volver sin preocuparse por quedarse sin batería y caiga precipitadamente al suelo y se pierda. Se calcula que pueden tener unos 40 kilómetros de autonomía, algo que puede valer si vives en una ciudad, pero se complica si vivimos en el extrarradio o en un pueblo. Si tenemos la suerte de vivir cerca del punto de distribución, una compra que hagamos de algo pequeño pero urgente podría llegarnos a casa en cuestión de horas cuando lo compramos, algo que mucha gente estaría dispuesta a pagar.

Pero hay otro problema más, y con el estilo de casas que tenemos en España es un problema muy común. Por ahora no hay detalles que los drones puedan entregar cómodamente en pisos y necesitan una superficie amplia para aterrizar. En teoría las casas con un jardín o con una azotea propia lo podrían utilizar, pero en España muchos vivimos en pisos, casos con balcón cubierto, resultando muy difícil que se pueda hacer a menos que se hagan muchos avances para que los drones puedan entrar en balcones cómodamente. Por el momento se intenta hacer que quien reciba el dron tenga que salir a un lugar abierto, algo que lo puede solucionar por ahora.

La siguiente parte es preparar el software, algo más sencillo de lo que parece y por lo que muchas empresas apuestan por los drones. El caso más famoso es el de Amazon que ya mentamos antes, que quiere usarlo para envíos de productos al momento, pero Google asegura que podría tener el sistema de envío por drones listo para una fecha tan próxima como 2017, adelantándose al propio Amazon.

Para sorpresa de muchos, hay planes en España de envíos con drones. La empresa de Correos ha iniciado un proyecto de envíos urgentes con drones para zonas montañosas y hay una panadería en Cantabria que quiere hacer el envío de pan artesano con esta tecnología.

El mayor problema a día de hoy es la legislación en cada país, que mucho tiene que ver con el control espacio aéreo y tendría que hacerse más permisiva para interesar a las empresas. El principal inconveniente es que hay en muchos países es que no pueden sobrevolar núcleos urbanos ni zonas con mucha gente, haciéndolo casi imposible el uso de este sistema en las ciudades.

Queda claro que los drones van a cambiar el sistema de mensajería en el mundo y que tocará esperar si consiguen cambiar la forma en la que hacemos compras en Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *