¿Cómo convertir tu smartphone en una videocámara de vigilancia?

Todos los móviles, y dispositivos tecnológicos en general, tienden a la obsolescencia. Pero hay algunos que pueden ser reutilizados para otros fines distintos a su uso original.

El Smartphone es un dispositivo cuya obsolescencia suele llegar tarde o temprano. Pues bien, se ha descubierto que con los modelos de teléfonos inteligentes cuyo sistema operativo sea Android, se pueden crear videocámaras de vigilancia e instalarlas en lugares donde se cuente con una conexión permanente a Internet.

A través del smartphone/videocámara de vigilancia, y desde cualquier lugar con Internet, se podrán ver y escuchar, a tiempo real, las imágenes y sonidos de donde está instalado el dispositivo, una casa por ejemplo.

Para convertir el smartphone en una videocámara de seguridad, primero debemos convertir el teléfono en una cámara IP. Este tipo de cámara podrá conectarse a internet y emitir imágenes sin un ordenador. Para ello hay que descargar una aplicación que sirva para ello, conectarla y configurarla para que el móvil haga de servidor. Un ordenador u otro teléfono móvil pueden ser conectados y emitir a tiempo real las imágenes y sonidos que detecta el otro Smartphone.

Para conectarse desde otro dispositivo habrá que introducir la dirección IP del dispositivo de origen cuando sea requerida.

Al conectarse desde cualquier dispositivo, puede verse y escucharse lo que detecta la cámara de videovigilancia con el software “flash”.

Este es uno de los usos que se le puede dar a un móvil obsoleto. Solo se necesita que tenga cámara y poder descargar unas sencillas aplicaciones que permitirán ver, por ejemplo, lo que pasa en casa cuando no estás. Desde controlar a los niños en su habitación hasta proteger mediante imágenes y sonidos algún lugar donde se guarden artículos de valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *