Nanopore

El Nanopore es una técnica 100% fabricada en España que consiste en la micro-punción cutánea que genera micro orificios para estimular el proceso natural de auto recuperación de la piel, además de estimular la creación de nuevo colágeno (la proteína de la juventud) y elastina. Este tratamiento de uso profesional se utiliza principalmente para combatir el envejecimiento y la eliminación de cicatrices atróficas, estrías, flacidez, etc. 

Cabe destacar que, gracias a su estructura, este tratamiento permite trabajar no solo la zona del rostro, sino que puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo, inclusive las zonas más delicadas y frágiles. Además, es adecuado para cualquier tipo de piel, aunque es muy frecuente en aquellos pacientes con problemas cutáneos. 

Algunos de los beneficios de este tratamiento de micro-punción son: la estimulación del aumento del colágeno; sus grandes resultado y mejoras en tratamientos de rejuvenecimiento facial, regeneración capilar, manchas e hidratación; lo rápido que se aplica y, además, sin necesidad de anestesia; y, por último, el tiempo de recuperación es mínimo, ya que las agujas son adaptables a cada piel y su profundidad, evitando así una recuperación indolora sin requerir un proceso de cicatrización, puesto que los microcanales producidos por la micro-punción lineal se cierran a lo largo de 10 minutos gracias al sellado que llevamos a cabo tras el tratamiento.  

Nanopore

El Nanopore es una técnica 100% fabricada en España que consiste en la micro-punción cutánea que genera micro orificios para estimular el proceso natural de auto recuperación de la piel, además de estimular la creación de nuevo colágeno (la proteína de la juventud) y elastina. Este tratamiento de uso profesional se utiliza principalmente para combatir el envejecimiento y la eliminación de cicatrices atróficas, estrías, flacidez, etc. 

Cabe destacar que, gracias a su estructura, este tratamiento permite trabajar no solo la zona del rostro, sino que puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo, inclusive las zonas más delicadas y frágiles. Además, es adecuado para cualquier tipo de piel, aunque es muy frecuente en aquellos pacientes con problemas cutáneos. 

Algunos de los beneficios de este tratamiento de micro-punción son: la estimulación del aumento del colágeno; sus grandes resultados y mejoras en tratamientos de rejuvenecimiento facial, regeneración capilar, manchas e hidratación;  lo rápido que se aplica y, además, sin necesidad de anestesia; y, por último, el tiempo de recuperación es mínimo, ya que las agujas son adaptables a cada piel y su profundidad, evitando así una recuperación indolora sin requerir un proceso de cicatrización, ya que los microcanales producidos por la micro-punción lineal se cierran a lo largo de 10 minutos gracias al sellado que llevamos a cabo tras el tratamiento.  

Cuando hablamos de Nanopore, tenemos que tener en cuenta que hablamos de un tratamiento estético de una duración aproximada de 3 meses de duración. Antes de adentrarnos en el tratamiento es necesaria la realización de una limpieza facial o de la zona de la penetración.

Si nos centramos en el uso del Nanopore para pieles envejecidas a causa de la excesiva exposición al sol, en primer lugar, se aplica una luz roja, la cual permite